El Significado de Quirón

«Soy Quirón, el sanador herido. Llevo la herida que todos comparten, la herida de la humanidad. Pero en esta herida también reside el poder de la sanación y la sabiduría. A través del dolor, se encuentra la comprensión. A través de la vulnerabilidad, se encuentra la fortaleza. Abrazar tus heridas es el primer paso hacia la transformación. Aprende de tus cicatrices, crece a través de tu sufrimiento y conviértete en un sanador, no solo de ti mismo, sino de aquellos que te rodean. En cada herida, hay una lección y un potencial para la curación. Yo soy la manifestación de esa verdad.»

En astrología, Quirón nos muestra una herida fortuita que nos marca profundamente y condiciona el comportamiento a lo largo de la vida. Que entendemos por fortuito? La herida de Quirón se caracteriza por no estar relacionada con una consecuencia de nuestro comportamiento per se, sino que viene de circunstancias ajenas a nuestras acciones.

En astronomía, a Quirón se lo denomina como un planeta menor y a la vez, un cometa. Es un objeto Saturno-Urano porque su perihelio (cuando está más cerca del sol) se encuentra en la zona de control de Saturno y su afelio (cuando está más lejos del sol) se encuentra en la de Urano. En términos astrológicos, la relación de Quirón con Saturno (perihelio), puede traducirse como la manifestación (Saturno) de la herida (Quirón) del Ser (Sol). La consecuencia de esta herida la vemos en su afelio, que puede traducirse como un shock (Urano) que produce algún tipo de innovación, o cambio de conciencia.

Curiosidad: Este planeta/cometa fue descubierto el 1 de noviembre de 1977 – el día de los muertos, por el astrónomo estadounidense Charles Kowal.

Y así vemos a Quirón, el planeta que también es un cometa, que describe un evento fuera de nuestro control que revela una herida que ya se encontraba dentro de nosotros mismos.


Por Qué Plutón Simboliza el Poder Personal– Leelo en Substack (contenido gratuito)


LA HISTORIA DE QUIRÓN

La mitología nos cuenta que Quirón fue engendrado por el titán Cronos cuando tomó la forma de un caballo y dejó embarazada a la ninfa Philyra. Al poco tiempo de dar a luz, Philyra abandonó a Quirón por vergüenza y asco. Quirón fue encontrado más tarde por el dios Apolo, quien lo adoptó. Apolo le enseñó el arte de la música, la lira, el tiro con arco, la medicina y la profecía. La hermana gemela de Apolo, Artemisa, lo entrenó en tiro con arco y caza. Con el tiempo, Quirón se convirtió en un gran sanador, astrólogo y oráculo respetado, el primero entre los centauros y muy venerado como maestro y tutor. La historia es más extensa y rica pero, en breve, un día Heracles (Hércules) disparó accidentalmente a Quirón con una flecha envenenada. Irónicamente, Quirón, el maestro de las artes curativas, no pudo curarse a sí mismo y voluntariamente renunció a su inmortalidad. Por esta razón, su medio hermano Zeus se apiadó de él y así lo colocó entre las estrellas del cielo para ser honrado.

Quirón nos recuerda que en la vida «sh*t happens» (mala suerte aleatoria). Sin embargo, esta herida también tiene el potencial de ayudarnos a trascender nuestra realidad individual. La herida de Quirón nos hace conocer el dolor inesperado que no puede remediarse con nada, a pesar de tener las capacidades requeridas para ello. Si bien la herida duele y no hay forma de sanarla, este dolor nos obliga a buscar maneras de mitigarlo. Al principio podemos ignorarlo, o anestesiarlo, y muchas veces lo hacemos sobrecompensando a través de las cualidades del signo y la casa astrológica opuestos a la posición de Quirón natal. Cuando finalmente aceptamos nuestras limitaciones y vemos que no hay nada que podamos hacer para sanar la herida, puede caer sobre nosotros la benedicción de Zeus.

Dicho de otra manera, Quirón nos ayuda a darnos cuenta de que no necesitamos ser perfectos para ser dignos de existir. Allí donde se encuentra Quirón en la carta natal, nos sentiremos abandonados, e incluso despreciados. Puede existir la sensación de que la Vida está en nuestra contra. Lo único que nos queda es saber que «sh*t happens», no solo para nosotros, sino para todo el mundo.

Quirón nos dice: «No te tomes nada personalmente.»

Quirón como planeta generacional

Es posible que Quirón nos muestre un aspecto del Ser que ha evolucionado pero que no encuentra espacio en la Realidad en la cual hemos nacido. Quirón es un planeta generacional, ya que permanece aproximadamente ocho años en cada signo. Generaciones enteras comparten el mismo dolor. Al hablar de la relación de Quirón con Saturno y Urano, no podemos dejar de ver que Quirón nos señala el impacto que lo antiguo produce a lo nuevo. Es la herida que cargamos todos por nacer dentro de un sistema que va evolucionando a través del tiempo y el espacio.

Quirón en la carta natal

La carta natal es un conjunto de energías interdependientes. La posición de un planeta y sus aspectos actúa en perfecta coherencia con el resto. Para analizar un planeta y su significado en nuestra vida, es importante tener en cuenta a los demás. Cada posición es una parte necesaria que armoniza al conjunto. Si bien la posición de Quirón nos muestra la herida que duele, esta herida cumple una función fundamental dentro del contexto de la carta natal. Y así es como podemos descubrir que existe una perspectiva luminosa de algo que puede sentirse tan oscuro.

Quirón en Los Signos

El signo en donde se encuentra Quirón, nos muestra qué es lo que nos produce dolor. En próximos artículos, iré por cada signo y casa en forma más detallada. Esta es una breve reseña. Suscríbete a mi website al final de esta página y mantente al tanto de mis nuevas entregas.

  • En Aries, duele tomar acción.
  • En Tauro, duele gozar de la vida.
  • En Géminis, duele comunicar nuestras ideas.
  • En Cáncer, duele expresar nuestras emociones.
  • En Leo, lo que duele es recibir atención.
  • En Virgo, nos duele ser útiles.
  • En Libra, nos duele relacionarnos.
  • En Escorpio, nos duele transformarnos.
  • En Sagitario, nos duele salir a la aventura.
  • En Capricornio, nos duele ser responsables.
  • En Acuario, nos duele ser diferentes.
  • En Piscis, nos duele ser amables.

Los motivos por los que se originan estas heridas son diversos y, al mismo tiempo, fortuitos. Por lo general, la energía del signo donde se ubica Quirón no puede expresarse con naturalidad ya que es sinónimo de dolor. Los aspectos de otros planetas a Quirón pueden dar más detalles.

Quirón en las Casas

La casa astrológica en donde se encuentra Quirón, nos muestra dónde se produce ese dolor.

  • En Casa 1, la herida se siente en la apariencia.
  • En Casa 2, la herida se siente en la autoestima.
  • En Casa 3, la herida se siente en el intelecto.
  • En Casa 4, la herida se siente en el sentido de pertenencia.
  • En Casa 5, la herida se siente en la expresión creativa.
  • En Casa 6, la herida se siente en las capacidades y tareas cotidianas.
  • En Casa 7, la herida se siente en las relaciones.
  • En casa 8, la herida se siente en el comportamiento instintivo.
  • En Casa 9, la herida se siente en el sistema de creencias.
  • En Casa 10, la herida se siente en la proyección social.
  • En Casa 11, la herida se siente en los grupos a los que nos unimos.
  • En Casa 12, la herida no se siente conscientemente sino que se manifiesta en nuestras actitudes inconscientes.

Como he mendionado antes, este es un tema que necesita desarrollo ya que Quirón nos proporciona infinidad de guía sobre nuestro camino de sanación. Quirón es el sanador, quien conoce del dolor debido a su propia herida. No te pierdas los próximos artículos para ahondar sobre su maravilloso poder sanador.

Explora el blog