Sientes que tus relaciones van de crisis en crisis? O un gran temor al abandono? Estas son algunas de las indicaciones de Plutón en Casa 7.

Creo que tener una pelea, una pelea escandalosa y ridícula es uno de los mejores ejercicios de unión marital.

Elizabeth Taylor – Plutón en la Casa 7

Entendiendo a Plutón

Plutón es el planeta de la transformación. Allí donde se encuentre, comienza un proceso de mutación que tiene como fin limpiar desde el interior lo que necesitamos dejar ir para que nuestro potencial puede florecer. Es como limpiar un sótano que no se ha abierto por décadas… o centurias. A nadie le gusta abrir esa puerta y bajar… sin embargo, una vez que lo hacemos, no solo eliminamos el desorden y la suciedad, sino que ademas, descubrimos tesoros que no sabíamos que poseíamos. Cuando bajamos a ese sótano nos enfrentamos a un pasado que ha sido olvidado dentro del subconsciente.

Mira la versión YouTube

La presencia de Plutón en una casa astrológica indica que, en esa área de vida, veremos el contenido del sótano de nuestra alma. Allí donde se encuentre pasaremos por experiencias que traerán a la luz comportamientos que surgen de memorias ancestrales guardadas dentro de nuestro ADN y de los recuerdos álmicos. En nuestra encarnación pueden surgir como miedos, represiones, actitudes negativas y /o la sensación de que estamos controlados por circunstancias que no permiten desarrollar poder personal en el área de vida en donde se encuentra Plutón.


VISITA MI CANAL EN YOUTUBE. Y suscríbete para recibir todas las notificaciones de mis nuevos videos.


Plutón es la puerta a un pasado muy diferente, en donde las circunstancias de vida han sido más duras, más toscas. Al mismo tiempo, acceder a estas memorias nos conecta con la resiliencia de nuestros ancestros y del Alma. Y en consecuencia, con un gran poder personal.

La Casa Astrológica en donde se encuentra Plutón nos muestra donde nos enfrentamos con nuestros miedos más viscerales.

La diferencia entre la posición natal y el tránsito de Plutón por las casas, es que la posición natal indica el área de vida en donde se enfocará nuestra evolución en la presente encarnación, mientras que el tránsito de Plutón activa procesos temporarios que asisten a nuestro camino evolutivo.

El poder de transformación que representa Plutón lo vivimos tanto a nivel individual como colectivo. Este es un planeta que se mueve muy lento: necesita 248 años para recorrer la rueda zodiacal y se queda en cada signo entre 12 y 31 años. En este sentido, todos formamos parte de un grupo que irá evolucionando las características del signo en donde se encuentra Plutón cuando nacemos. A nivel individual, vivimos este proceso dentro del área de vida (o casa astrologica) en donde se encuentra Plutón.


Quieres conocerte de una manera totalmente nueva? Ordena una consulta astrológica en mp3 o videoconferencia.


Cuando Plutón se encuentra en la Casa 7

La Casa 7 tradicionalmente representa el ámbito de las relaciones. Aquí es donde buscamos la relación con el Otro por primera vez. En esta casa vemos la necesidad de interacción con alguien más que uno mismo. En cierta manera, buscamos un espejo que nos haga conscientes de nuestra propia existencia a través de su reflejo. Por analogía, la Casa 7 describe nuestras relaciones, asociaciones, contratos y todo aquello que signifique cooperación, colaboración, negociación.

Cuando Plutón se encuentra en la Casa 7, la transformación de nuestro ser ocurre en el ámbito de las relaciones con los demás, especialmente en las que se establece un compromiso, como el matrimonio, los contratos y las alianzas.

Con esta posición, de alguna manera nos sentimos controlados (o enjaulados) en estos contratos. Puede despertarse la sensación de que perdemos poder personal en las relaciones, de que nuestra pareja o socio tiene control absoluto sobre nosotros. Al mismo tiempo, podemos experimentar crisis muy fuertes dentro de nuestras relaciones. Es como si nunca pudiéramos obtener lo que queremos de ellas!

Puede que nos sintamos atraídos hacia individuos que poseen un gran magnetismo personal y que sean capaces de expresar una animalidad irresistible. En sí, lo que está ocurriendo es que estos individuos reflejan partes nuestras que se encuentran reprimidas dentro de nuestro subconsciente.

Plutón en la Casa 7 nos lleva a evolucionar la manera en que vemos las asociaciones con el otro. A través de estas relaciones se van despertando ciertos comportamientos que se activan cuando sentimos que la alianza puede destruirse. Existe un gran temor a ser abandonados, o traicionados. Se puede despertar una co-dependencia latente que viene arrastrándose de generación en generación. Dentro de nuestras memorias ancestrales o álmicas se encuentran recuerdos de, por ejemplo, matrimonios o alianzas de las que dependíamos para sobrevivir. En el pasado -e incluso en la actualidad en ciertas culturas, el matrimonio ha representado seguridad de supervivencia. La disolución ha significado un gran peligro. Estos recuerdos ancestrales son despertados en el presente cada vez que nuestra relación se encuentra en crisis, generando un gran temor al abandono.

Otra posibilidad es la de sentirnos obligados a formar compromisos que no queremos hacer, que se nos impongan los términos de los acuerdos en donde nuestra parte parece tener relevancia alguna.

Los individuos con esta posición pueden tender a querer controlar cada aspecto de sus relaciones o buscar socios o parejas controladoras. Cuando esto último ocurre, sucede para ayudar al individuo con Plutón en Casa 7 a descubrir su propio deseo inconsciente de ser completamente poseído por contratos emocionales o legales que le dan cierto sentido de seguridad. Mientras no se den cuenta de que son ellos mismos quienes se sienten atraídos a estos individuos o contratos, pueden sentirse atrapados dentro de relaciones que los sofocan.

Otra posibilidad es la de generar crisis dentro de las relaciones para nunca terminar de consolidar el compromiso, a causa del miedo a la disolución posterior de ellos. La posición de Plutón en la Casa 7 nos lleva a reveer estos miedos y a preguntarnos «porqué» vivimos lo que vivimos dentro de nuestras relaciones y acuerdos. Plutón nos ayuda a sanar cualquier tipo de codependencia almacenada en el subconsciente. Y este es su gran poder cuando se encuentra en esta posición.

Una vez que descubrimos nuestro miedo al compromiso comenzamos la transformación.

El miedo al compromiso surge porque no tenemos muy claras nuestras motivaciones para formar relaciones a la vez que las deseamos fuertemente. Sin embargo, a través de las experiencias que atravesamos a lo largo de nuestra vida, iremos descubriendo que las crisis por las que hemos pasado han sido las propulsoras de una comprensión muy profunda en lo que respecta a la relaciones de todo tipo.

Con esta posición desarrollamos un gran instinto para entender las motivaciones dentro de las relaciones personales y las alianzas entre las personas. Esto nos convierte en excelentes consejeros y mediadores. Nuestra capacidad para resolver conflictos es fuera de lo común y podemos encontrar las verdaderas razones de desacuerdos de forma fácil y efectiva.

La sabiduría que ofrece esta posición es saber conectar con los demás en profundidad. Haber ido al infierno en las relaciones nos ha permitido descubrir la riqueza de la interdependencia. La exploración empírica de los comportamientos compulsivos que buscan hacer sobrevivir a la relación a toda costa nos ha enriquecido los registros Akáshicos de nuestra alma y del consciente colectivo. El encuentro con nuestra propia sombra y la del Otro nos conduce a la aceptación de la totalidad de la naturaleza humana. Y es así como lo que antes veíamos aterrador se vuelve maravilloso, o al menos, una parte inherente de la Vida que nos hace humanos.

 



 

Astrología por email

¡Suscríbete y recibe noticias de astrología sobre tránsitos importantes, eclipses, nuevos artículos, videos, ofertas y más!


Sientes que tus relaciones van de crisis en crisis? O un gran temor al abandono? Estas son algunas de las indicaciones de Plutón en Casa 7.

Creo que tener una pelea, una pelea escandalosa y ridícula es uno de los mejores ejercicios de unión marital.

Elizabeth Taylor – Plutón en la Casa 7

Entendiendo a Plutón

Plutón es el planeta de la transformación. Allí donde se encuentre, comienza un proceso de mutación que tiene como fin limpiar desde el interior lo que necesitamos dejar ir para que nuestro potencial puede florecer. Es como limpiar un sótano que no se ha abierto por décadas… o centurias. A nadie le gusta abrir esa puerta y bajar… sin embargo, una vez que lo hacemos, no solo eliminamos el desorden y la suciedad, sino que ademas, descubrimos tesoros que no sabíamos que poseíamos. Cuando bajamos a ese sótano nos enfrentamos a un pasado que ha sido olvidado dentro del subconsciente.

Mira la versión YouTube

La presencia de Plutón en una casa astrológica indica que, en esa área de vida, veremos el contenido del sótano de nuestra alma. Allí donde se encuentre pasaremos por experiencias que traerán a la luz comportamientos que surgen de memorias ancestrales guardadas dentro de nuestro ADN y de los recuerdos álmicos. En nuestra encarnación pueden surgir como miedos, represiones, actitudes negativas y /o la sensación de que estamos controlados por circunstancias que no permiten desarrollar poder personal en el área de vida en donde se encuentra Plutón.


VISITA MI CANAL EN YOUTUBE. Y suscríbete para recibir todas las notificaciones de mis nuevos videos.


Plutón es la puerta a un pasado muy diferente, en donde las circunstancias de vida han sido más duras, más toscas. Al mismo tiempo, acceder a estas memorias nos conecta con la resiliencia de nuestros ancestros y del Alma. Y en consecuencia, con un gran poder personal.

La Casa Astrológica en donde se encuentra Plutón nos muestra donde nos enfrentamos con nuestros miedos más viscerales.

La diferencia entre la posición natal y el tránsito de Plutón por las casas, es que la posición natal indica el área de vida en donde se enfocará nuestra evolución en la presente encarnación, mientras que el tránsito de Plutón activa procesos temporarios que asisten a nuestro camino evolutivo.

El poder de transformación que representa Plutón lo vivimos tanto a nivel individual como colectivo. Este es un planeta que se mueve muy lento: necesita 248 años para recorrer la rueda zodiacal y se queda en cada signo entre 12 y 31 años. En este sentido, todos formamos parte de un grupo que irá evolucionando las características del signo en donde se encuentra Plutón cuando nacemos. A nivel individual, vivimos este proceso dentro del área de vida (o casa astrologica) en donde se encuentra Plutón.


Quieres conocerte de una manera totalmente nueva? Ordena una consulta astrológica en mp3 o videoconferencia.


Cuando Plutón se encuentra en la Casa 7

La Casa 7 tradicionalmente representa el ámbito de las relaciones. Aquí es donde buscamos la relación con el Otro por primera vez. En esta casa vemos la necesidad de interacción con alguien más que uno mismo. En cierta manera, buscamos un espejo que nos haga conscientes de nuestra propia existencia a través de su reflejo. Por analogía, la Casa 7 describe nuestras relaciones, asociaciones, contratos y todo aquello que signifique cooperación, colaboración, negociación.

Cuando Plutón se encuentra en la Casa 7, la transformación de nuestro ser ocurre en el ámbito de las relaciones con los demás, especialmente en las que se establece un compromiso, como el matrimonio, los contratos y las alianzas.

Con esta posición, de alguna manera nos sentimos controlados (o enjaulados) en estos contratos. Puede despertarse la sensación de que perdemos poder personal en las relaciones, de que nuestra pareja o socio tiene control absoluto sobre nosotros. Al mismo tiempo, podemos experimentar crisis muy fuertes dentro de nuestras relaciones. Es como si nunca pudiéramos obtener lo que queremos de ellas!

Puede que nos sintamos atraídos hacia individuos que poseen un gran magnetismo personal y que sean capaces de expresar una animalidad irresistible. En sí, lo que está ocurriendo es que estos individuos reflejan partes nuestras que se encuentran reprimidas dentro de nuestro subconsciente.

Plutón en la Casa 7 nos lleva a evolucionar la manera en que vemos las asociaciones con el otro. A través de estas relaciones se van despertando ciertos comportamientos que se activan cuando sentimos que la alianza puede destruirse. Existe un gran temor a ser abandonados, o traicionados. Se puede despertar una co-dependencia latente que viene arrastrándose de generación en generación. Dentro de nuestras memorias ancestrales o álmicas se encuentran recuerdos de, por ejemplo, matrimonios o alianzas de las que dependíamos para sobrevivir. En el pasado -e incluso en la actualidad en ciertas culturas, el matrimonio ha representado seguridad de supervivencia. La disolución ha significado un gran peligro. Estos recuerdos ancestrales son despertados en el presente cada vez que nuestra relación se encuentra en crisis, generando un gran temor al abandono.

Otra posibilidad es la de sentirnos obligados a formar compromisos que no queremos hacer, que se nos impongan los términos de los acuerdos en donde nuestra parte parece tener relevancia alguna.

Los individuos con esta posición pueden tender a querer controlar cada aspecto de sus relaciones o buscar socios o parejas controladoras. Cuando esto último ocurre, sucede para ayudar al individuo con Plutón en Casa 7 a descubrir su propio deseo inconsciente de ser completamente poseído por contratos emocionales o legales que le dan cierto sentido de seguridad. Mientras no se den cuenta de que son ellos mismos quienes se sienten atraídos a estos individuos o contratos, pueden sentirse atrapados dentro de relaciones que los sofocan.

Otra posibilidad es la de generar crisis dentro de las relaciones para nunca terminar de consolidar el compromiso, a causa del miedo a la disolución posterior de ellos. La posición de Plutón en la Casa 7 nos lleva a reveer estos miedos y a preguntarnos «porqué» vivimos lo que vivimos dentro de nuestras relaciones y acuerdos. Plutón nos ayuda a sanar cualquier tipo de codependencia almacenada en el subconsciente. Y este es su gran poder cuando se encuentra en esta posición.

Una vez que descubrimos nuestro miedo al compromiso comenzamos la transformación.

El miedo al compromiso surge porque no tenemos muy claras nuestras motivaciones para formar relaciones a la vez que las deseamos fuertemente. Sin embargo, a través de las experiencias que atravesamos a lo largo de nuestra vida, iremos descubriendo que las crisis por las que hemos pasado han sido las propulsoras de una comprensión muy profunda en lo que respecta a la relaciones de todo tipo.

Con esta posición desarrollamos un gran instinto para entender las motivaciones dentro de las relaciones personales y las alianzas entre las personas. Esto nos convierte en excelentes consejeros y mediadores. Nuestra capacidad para resolver conflictos es fuera de lo común y podemos encontrar las verdaderas razones de desacuerdos de forma fácil y efectiva.

La sabiduría que ofrece esta posición es saber conectar con los demás en profundidad. Haber ido al infierno en las relaciones nos ha permitido descubrir la riqueza de la interdependencia. La exploración empírica de los comportamientos compulsivos que buscan hacer sobrevivir a la relación a toda costa nos ha enriquecido los registros Akáshicos de nuestra alma y del consciente colectivo. El encuentro con nuestra propia sombra y la del Otro nos conduce a la aceptación de la totalidad de la naturaleza humana. Y es así como lo que antes veíamos aterrador se vuelve maravilloso, o al menos, una parte inherente de la Vida que nos hace humanos.

 



 

Astrología por email

¡Suscríbete y recibe noticias de astrología sobre tránsitos importantes, eclipses, nuevos artículos, videos, ofertas y más!