La habilidad (El Mago) de cambiar el destino (Rueda de la Fortuna) para traer a la Vida (El Sol) una nueva realidad.

Los Arcanos Mayores del Tarot representan 22 arquetipos que describen el patrón o modelo original de una imagen mental primitiva heredada de los primeros ancestros humanos (Carl Jung), y que está presente en el inconsciente colectivo. Es a partir de ahí que se desarrolla el Viaje del Héroe.

Según la fecha de nuestro nacimiento, todos poseemos al menos un Arcano Mayor Natal (también llamado Carta del Alma) que describe el arquetipo principal que seguimos durante nuestra presente encarnación. Gracias a este arquetipo tenemos acceso a determinadas cualidades de forma natural. Es como nuestro «superpoder». Claro que… para acceder a este superpoder necesitamos enfrentarnos a los desafíos que sean necesarios para despertarlo.

Cómo calcular tu Arcano Mayor Natal

Para calcular el arcano de nacimiento, sumamos todos los números de la fecha de nacimiento (mes, día, año). Luego, vamos reduciendo el número hasta que llegue a una cifra igual o menor de 21. Si la cifra es mayor que 21, seguimos reduciendo hasta llegar a 21 o menos.

Por ejemplo, si tu cumpleaños es el Diciembre 19, 2001 sumas: 1+2+1+9+2+0+0+1 = 16 (1+6 = 7)


Por Qué Plutón Simboliza el Poder Personal– Leelo en Substack (contenido gratuito)


En este caso, llegamos a la cifra 16 – la cual se encuentra dentro del rango 1 a 21. El Arcano Mayor 16 (La Torre) es nuestro Arcano Mayor natal. Pero como aún puede reducirse a 7 (1+6), tenemos al Arcano Mayor 7 (El Carro) como Arcano natal secundario.

Puede darse que la suma de los números de la fecha de nacimiento superen al 21 y que el resultado de la reducción final se encuentre en el rango del 1 al 9. En este caso tenemos un solo Arcano Natal como regente.

Por ejemplo, si tu cumpleaños es el Junio 28, 1971 sumas: 6+2+8+1+9+7+1 = 34 (3 + 4 = 7). En este caso, solo tienes un solo Arcano Mayor como fuerza arquetípica (El Carro). Si la suma total fuera 38, entonces tendríamos 4 +8 = 12 (1+2 = 3). El par es 12/3.

En cualquier caso, para comprender la energía de nuestro Arcano natal, necesitamos tomar en cuenta a todos los arcanos que se relacionan con el, ya que se conectan entre sí a través de la vibración numerológica y actúan como sombras que modifican la energía del arcano natal original.

El Arcano 0 (El Loco) no lo tomamos en cuenta, ya que representa el comienzo del Camino del Héroe, allí donde todo es posible. De cierta manera, todos somos el Loco. Los demás arcanos nos muestran el tema recurrente con el que nos encontraremos a lo largo de la vida. Y dentro de ese ámbito, todo es posible.

El significado del Mago, La Rueda de la Fortuna y el Sol como Arcanos Natales

Tanto con el Mago, La Rueda de la Fortuna y El Sol nos encontramos con la energía del número 1. Aquí hablamos de liderazgo, iniciativa, comienzos, puro potencial. Estos arcanos mayores se relacionan también con los ases de los arcanos menores.

El Mago es el arquetipo de raíz tanto para la Rueda de la Fortuna como para El Sol. Aquí siempre hablamos de la posibilidad de hacer nuestra voluntad. Sin embargo, nuestra voluntad se desarrolla a consecuencia de determinadas acciones, las cuales serán representadas por la Rueda de la Fortuna y/o El Sol.

Si la suma total de nuestra fecha de nacimiento es 19, nuestro arcano natal es El Sol.

Cuando la suma total es 10, nuestro arcano natal es La Rueda de la Fortuna.

1 – El Mago como Arcano Natal de Raíz

El Mago

«Hacer que las cosas sucedan»

El Mago como Arcano Natal indica que tenemos acceso al ingenio y a la capacidad de manifestar aquello que nos propongamos. El Mago nos dice: «aprende a manifestar tu voluntad«.

Es posible que nos enfrentemos a situaciones que requieran el uso de la lógica, la creatividad y la voluntad para poder sortearlas. Cuando esto ocurre, es porque nuestro arcano natal busca conectarse contigo para que descubras tu capacidad de resolver cualquier situación.

El Mago puede actuar como «el creador de ilusiones». Tiene la capacidad de modificar la realidad para que «parezca» algo que realmente no es. Sin embargo, esto ocurre cuando no existe la confianza de poder manifestar lo que él realmente quiere. A medida que El Mago comprende su verdadero potencial, va desarrollando sus talentos para traer sus ideas a la realidad. El poder mental del Mago es muy fuerte y lo sabe. Cuando dirige sus pensamientos hacia lo fértil, lo vital, lo positivo, la vida le devuelve lo mismo con creces.

10 – La Rueda de la Fortuna como Arcano Natal

Rueda de la Fortuna

«Cambios de dirección»

La Rueda de la Fortuna como Arcano Natal indica que somos sujetos a cambios que están fuera de nuestro control. La Rueda de la Fortuna dice: «aprende a ser flexible«.

Con este arcano natal, es posible que experimentemos cambios repentinos en la vida, en donde nuestra realidad cambia a 180 grados. Cuanto más nos aferramos a algo, más cambios se producen. Este arcano busca activar al Mago que llevamos dentro. Por ello, nos saca de la inercia para que nuestras habilidades innatas puedan salir a la luz. La Rueda de la Fortuna (10) trae consigo la energía del Mago (1). Los cambios nos permiten explorar una nueva perspectiva de nosotros mismos. Aquellos que han nacido con ese arcano natal han venido a convertirse en un abanico de habilidades. Su alma les quiere mostrar que poseen un sinfín de recursos para lograr sus objetivos.

A menudo, aquellos con este arquetipo viven los cambios con miedo y buscan controlar la realidad sea como sea. Cuando aprenden que los cambios son inevitables, al igual que las estaciones, y se permiten atravesarlos sin resistirlos, son capaces de descubrir nuevas cualidades que han estado latentes dentro de sí. Y como resultado, aumentan sus posibilidades de manifestar la realidad que prefieren.

Rueda de la Fortuna
El Mago

 

 

 

 

 

19 – El Sol como Arcano Natal

El Sol

«Ser uno mismo»

El Sol como Arcano Natal indica que tenemos la capacidad de brillar desde nuestro interior. El Sol dice: «aprende a mostrarte tal cual eres».

Con este arcano natal, es posible que la vida nos lleve a experimentar situaciones en donde ocupamos posiciones centrales, de liderazgo, muy visibles. Hemos venido a dar calor, vida y claridad a nuestro entorno y para ello, necesitamos expresar nuestro verdadero ser.

El desafío en este caso es mantener nuestra integridad ya que la sombra de esta posición es la de mostrar una imagen positiva para cambiar las circunstancias a voluntad y de esa manera, lograr lo que queremos. Cuando actuamos desde nuestra integridad, es el destino mismo quien actúa como co-creador y, de esa manera, logramos nuestros objetivos sin esfuerzo alguno.

El Sol
Rueda de la Fortuna
El Mago

 

 

 

 

 

La Construcción del Arquetipo del Mago

La secuencia 1 (El Mago), 10 (Rueda de la Fortuna) y 19 (El Sol) describe la habilidad (El Mago) de cambiar el destino (Rueda de la Fortuna) para dar traer a la Vida (El Sol) una nueva realidad.

Como hemos visto, estos arquetipos están llenos de luces y sombras. Podemos utilizar nuestros talentos (El Mago) para cambiar las circunstancias (La Rueda de la Fortuna) y hacerlas demasiado brillantes (El Sol) así no se ve lo que queremos ocultar. También podemos utilizarlos para cambiar la realidad y mostrar lo que antes estaba oculto. Esto puede referirse tanto a situaciones específicas como a partes de nuestro ser.

El Mago
Rueda de la Fortuna
El Sol

 

Los arquetipos no juzgan ni tienen una moral específica, sino que representan energías elementales que pueden manifestarse tanto de manera positiva como negativa. Es nuestro desarrollo personal lo que nos permite diferenciar cual es cual. Y ese es el trabajo de cada uno. Los grandes maestros espirituales siempre mencionan que el deber de cada uno es «ser uno mismo» ya que así es como honramos al Creador.

Explora el blog