Domicilio, Exaltación, Caída y Detrimento (o Exilio)

En la astrología, los planetas guardan una relación esencial con un determinado signo zodiacal.

El signo que rige un planeta se llama su domicilio y la expresión de su energía es considerada armónica y fluida. En la astrología tradicional, cuando un planeta se halla en su domicilio, generalmente se lo ve como una posición «positiva». Claro que, para que exista una versión positiva del planeta, debe existir una negativa. Personalmente, yo no lo veo como positivo o negativo, aunque es verdad que, según la posición del planeta, su energía va a expresarse de manera más o menos arquetípica (o prototipo).


Por Qué Plutón Simboliza el Poder Personal– Leelo en Substack (contenido gratuito)


Lo mismo ocurre cuando un planeta se encuentra en exaltación, en donde el arquetipo planetario mantiene su expresión «natural». Cuando un planeta se halla en caída o detrimento, lo vemos manifestarse de una manera menos arquetípica. Como he mencionado, la astrología tradicional puede considera a un planeta en caída como débil – e incluso «en mal estado». Sin embargo, yo creo que cuando un planeta se encuentra en caída, nos obliga a redefinir nuestra concepción arquetípica sobre la expresión del planeta en cuestión. Básicamente… salimos de nuestra zona de confort y nos vemos obligados a desarrollar una versión menos «comercializada» del planeta.

Claro que esto es un gran desafío… pregunten a los Luna en Escorpio!

Cómo se determinan estos atributos?

  • Se considera a un planeta en Detrimento o Exilio cuando se halla en el signo opuesto a su Domicilio
  • Se considera a un planeta en Caída cuando se halla en el signo opuesto a su Exaltación

Tabla de Domicilio, Exaltación, Caída y Detrimento

Planeta Domicilio o Regencia Exaltación Caída Detrimento
Sol Leo Aries Libra Acuario
Luna Cáncer Tauro Escorpio Capricornio
Mercurio Virgo, Géminis Virgo Piscis Sagitario
Venus Libra, Tauro Piscis Virgo Aries, Escorpio
Marte Escorpio, Aries Capricornio Cáncer Tauro, Libra
Júpiter Sagitario, Piscis Cáncer Capricornio Géminis, Virgo
Saturno Capricornio, Acuario Libra Aries Cancer, Leo
Urano Acuario Escorpio Tauro Leo
Neptuno Piscis Leo Acuario Virgo
Plutón Escorpio Acuario Leo Tauro

Triplicidad

Los signos del zodíaco están agrupados por elemento (fuego, tierra, aire y agua). Por ende, existen cuatro triplicidades formadas por tres signos que se hallan a una distancia de 120 grados entre sí, creando un gran tríangulo. A estos signos los consideramos tres formas de consciencia de un elemento en particular.

Las triplicidades son:

  • Triplicidad de Fuego: Aries, Leo, y Sagitario;
  • Triplicidad de Tierra: Tauro, Virgo, y Capricornio;
  • Triplicidad de Aire: Géminis, Libra y Acuario;
  • Triplicidad de Agua: Cáncer, Escorpión y Piscis.

Decanatos

Un decanato son subdivisiones de cada signo zodiacal. Cada signo abarca 30 grados de la eclíptica, y cada decanato correspone a 10 grados del signo. A su vez, los decanatos tienen su propia regencia.

Existen dos maneras de definir las regencias de cada decanato:

  • La caldea: empezando con el primer decanato de Aries y asignándole sucesivamente los siete planetas clásicos en el siguiente orden: Marte, Sol, Venus, Mercurio, Luna, Saturno y Júpiter, y volviendo a empezar de nuevo
  • Por triplicidad: cada decanato tiene como regente a los planetas en domicilio de los signos del mismo elemento, comenzando siempre por el regente de su propio signo.

La posición por decanato da una variación sutil de la tonalidad de la expresión del planeta o punto astrológico que se encuentra dentro de esos 10 grados.

Explora el blog