En astrología, los nodos se forman cuando un planeta se cruza con la eclíptica creada por el Sol cuando se los observa desde la Tierra. En este artículo, hablamos de los nodos de La Luna, los más conocidos en astrología. Los nodos siempre llevan un movimiento retrógrado – aunque a veces pueden permanecer brevemente estacionarios . Mientras que los planetas se mueven en contrarreloj, los nodos avanzan de acuerdo a las agujas del reloj.

El Nodo Sur

El nodo sur representa patrones de comportamientos innatos, actitudes personales que se expresan de forma natural y que son familiares. Pueden representar actitudes que hemos desarrollado repetidamente en vidas pasadas y a las que tendemos en la presente. Básicamente, el nodo sur representa nuestra zona de confort.

El Nodo Norte

El nodo norte representa las actitudes y cualidades que necesitamos expresar para crear balance en el presente. Sin embargo, esto no es nada fácil, ya que representan actitudes opuestas a las que estamos acostumbrados. Nos sentimos inseguros y ciertamente, representa un esfuerzo. El nodo norte nos pide salir de nuestra zona de confort.

Muchas veces podemos tener planetas cerca a nuestro nodo norte, o al menos en el mismo signo. Esto puede ayudar a comprender las nuevas energías que estamos integrando. Cuando no tenemos ningún planeta personal cerca, el desafío puede ser mayor y necesitamos hacer un esfuerzo consciente. Sin embargo, cada vez que logramos actuar desde nuestro nodo norte, nos centramos, algo que nos da la sensación de plenitud total.


Por Qué Plutón Simboliza el Poder Personal– Leelo en Substack (contenido gratuito)


Desarrollar las cualidades del signo del Nodo Norte crea balance interno y despierta nuestro poder creativo.

El Eje Nodal Escorpio – Tauro

Cuando el nodo sur está Tauro, un signo de tierra, tenemos la capacidad innata de saber proveernos de lo que necesitamos para la subsistencia. Conocemos nuestros ritmos internos y nos tomamos todo el tiempo del mundo para sentir nuestro ser. Ante todas las cosas, buscamos la comodidad y organizamos nuestra vida alrededor de lo que más nos conviene. Tenemos una clara consciencia de nuestros valores personales gracias a la capacidad de identificar nuestras preferencias. Sin embargo, sentimos que nos falta algo.

Por alguna razón que no podemos comprender -salvo que ya sepamos que nuestro nodo norte se encuentra en Escorpio, nos sentimos atraídos hacia situaciones o personas que nos intranquilizan. El magnetismo de Plutón es poderoso, ya que este planeta tiene la capacidad de purgar todo lo que no sirve a nuestra evolución, y en este sentido es implacable. Plutón es el planeta que rige a Escorpio. Y es el dios del mundo subterráneo el único que tiene el poder de purgar las limitaciones emocionales de nuestro ser.

Con el nodo norte en Escorpio, hemos venido a purificar nuestro ser. No importa la posición de otros planetas en nuestra carta natal, el nodo sur en Tauro nos condiciona a rechazar inconscientemente todo lo que significa «relación emocional». No es que Tauro rechace todo tipo de relaciones. Los otros signos de agua se relacionan mejor con el nodo sur de Tauro. Cáncer se relaciona de forma envolvente y protectora. A Tauro le gusta. Las emociones de Piscis no tienen límites, como el vapor. Tauro lo disfruta. Pero Escorpio es penetrante y espera una respuesta emocional tan intensa como la de ellos. Requiere que Tauro abra su mundo interior. Y eso significa sentir «todo«. Tauro tiene miedo de eso. Pero sabe que este es el camino a seguir. Solo necesita responder a la llamada del nodo norte en Escorpio.

Cómo se complementan estas dos energías?

Tanto Tauro como Escorpio son signos fijos y femeninos. Ellos dan cuerpo a la permanencia y la receptividad. Tauro es la superficie de la Tierra y todo lo que está en ella. Escorpio, es la lava, el mar subterráneo que cuando sale a la superficie, destruye todo lo que está a su paso y cuando finalmente se enfría, crea espacios que pueden generar nuevas formas de vida. Los individuos que tienen el nodo sur en Tauro, son muy conscientes de los recursos con los que cuentan para su supervivencia. Ellos son muy buenos en esto. Ahora, el alma busca enriquecer su vida emocional para expandir su entendimiento sobre la vida. Plutón, además de ser el dios del mundo subterráneo, era también el dios de la riqueza, ya que los diamantes y otras piedras preciosas provienen del interior de la tierra.

La transformación que requiere el nodo norte en Escorpio no está destinada a la destrucción del nodo sur en Tauro, sino a remover todas las limitaciones emocionales impuestas por el condicionamiento kármico. El nodo norte nos ayuda a desarrollar nuestras capacidades psicológicas, para que podamos comprender nuestras motivaciones más profundas y la de los demás. Es verdad que el miedo a la transformación puede ser demasiado intenso para lo que estamos acostumbrados. Pero una vez que nos abrimos a la intimidad y permitimos que la vida nos cuente su verdad, vamos a descubrir que nuestro corazón es tan resistente como un diamante.

Buscas algo en particular?